Empresas:  Noticia de actualidad


Las oportunidades de un mercado más demandante de productos y servicios más innovadores y avanzados

La pasada semana, la Asociación Ferroviaria Española, Mafex , reunió a representantes de la industria ferroviaria española para analizar los retos y las oportunidades que presenta la próxima apertura del mercado del transporte de pasajeros.


Jornada sobre la repercusión de la liberalización de transporte de viajeros en la industria ferroviaria
 
 
 

(14/10/2019)  

El acto, organizado por Mafex e IE University, permitió debatir sobre los cambios que se producirán a partir de diciembre de 2020, cuando el mercado esté abierto a la competencia (ver noticia).

En la presentación presidente del Centro para la Economía del Transporte y las Infraestructuras del IE, Julio Gómez-Pomar; y el presidente de Mafex, Víctor Ruiz destacaron que la liberalización supondrá un mercado más demandante de productos y servicios más innovadores y avanzados, y hará que las empresas que participen del proceso puedan beneficiarse del reposicionamiento a nivel internacional del sector.

Inauguración

En la inauguración, el Secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Pedro Saura, destacó el gran reto que supone el cambio hacia un nuevo modelo de negocio y las posibilidades que la liberalización ofrece a la economía española para incrementar la productividad, cohesionar la sociedad y avanzar en materias clave como el medio ambiente, la innovación y la competitividad.

Según Saura, las claves del éxito están en el correcto diseño del modelo de liberalización, la eliminación de cualquier barrera y la permanente evaluación de la eficiencia y equidad de su desarrollo. En cuanto a las principales repercusiones sobre el sector, subrayó que “un aumento del tráfico y un mayor número de trenes puede suponer para la industria una inversión de 1.500 millones de euros, un impulso al ferrocarril 4.0, nuevas oportunidades en el sector del mantenimiento de material rodante y la apertura al mercado internacional”.

Adif

Por su parte, la presidenta de Adif, Isabel Pardo de Vera, resaltó el papel del administrador en el proceso de liberalización y el compromiso de agentes sociales, políticos, públicos y privados para impulsar un medio de transporte que mejorará la vida de las personas.

Pardo subrayó que Adif se propone asegurar una gestión eficiente de la red ante las previsiones de crecimiento de tráfico y de utilización de las infraestructuras ferroviarias. En un escenario multioperador, el administrador trabaja activamente en tres cuestiones imprescindibles, los talleres de mantenimiento, las vías de apartado para las composiciones y los cuellos de botella.

Asimismo, subrayó los planes de Adif para mejorar el aprovechamiento de las estaciones, innovar en el servicio y la atención al viajero, implantar un sistema plenamente interoperable y avanzar en materia de eficiencia energética y adaptación al nuevo entorno digital.

Mesas redondas

Dos mesas redondas ofrecieron la oportunidad de conocer experiencias y puntos de vista de ponentes nacionales e internacionales. En la primera de ellas, dedicada a la “Repercusión de la liberalización en los operadores ferroviarios” intervinieron el presidente y consejero delegado de los Ferrocarriles Noruegos, Geir Isaksen, y el director general de Desarrollo y Estrategia de Renfe, Manel Villalante que afirmó que la liberalización abre un nuevo paradigma para la movilidad.

La compañía, que pondrá el foco en los usuarios en los próximos años, ha diseñado el “Plan Estratégico 2019-2023” con la transformación digital, cultural y las alianzas estratégicas como puntos clave; además de su apuesta por la internacionalización como operador integral.

En la segunda mesa, sobre la “Repercusión en la industria de la liberalización ferroviaria en la Unión Europea” participaron la vicepresidenta de Mafex, María Concepción Ortega Ortíz; el director Spekter Employers’ Association de Noruega, Sverre Høven; y el miembro de la Junta de asociación ferroviaria Rail Forum, Han Koers.

La mesa permitió constatar cómo la liberalización se lleva a cabo de forma muy diferente en cada país, y los esfuerzos que suponen el cambio en términos de coste y eficiencia, la mejora de los servicios y la reestructuración empresarial para ofrecer un servicio atractivo a los pasajeros y aumentar la cuota modal del ferrocarril.

En cuanto al papel del tejido empresarial, María Concepción Ortega subrayó la oportunidad que brinda la liberalización para promocionar el ferrocarril y poner en valor las inversiones que se han realizado en los últimos años, así como el saber hacer y los avances tecnológicos de las empresas españolas.

Ortega indicó que “la industria está preparada para responder a las necesidades que tengan los diferentes actores como Renfe, Adif o los nuevos operadores” para ayudarles a conseguir sus objetivos de eficiencia energética, sostenibilidad, innovación o excelencia en el servicio. Si bien, añadió que es necesario diseñar un programa estable de inversiones en infraestructuras y con recursos suficientes en I+D para seguir a la cabeza mundial en materia de transporte.