Operadores:  Noticia de actualidad


La Junta de Andalucía no descarta solicitar ayudas europeas ni ningún otro sistema para subvencionar las líneas 2, 3 y 4, una vez terminados y presupuestados los proyectos

La financiación de las posibles ampliaciones de la red de Metro de Sevilla —líneas 2, 3 y — no se decidirán hasta no se cuente con los proyectos terminados y se haya determinado el coste de cada uno, según declaró el pasado martes la consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, Marifrán Carazo.


El modelo de financiación del Metro de Sevilla se definirá cuando se actualicen los proyectos de las futuras ampliaciones
 
 
 

(25/07/2019)  

De las cuatro líneas con que contaba el proyecto de la red de Metro de Sevilla, aprobado en 2002 por el Consejo de Gobierno andaluz, sólo está en servicio la línea 1, que se puso en marcha el 2 de abril de 2009. El coste de esa línea, que se adjudicó por 428 millones de euros va a ser finalmente de 895 millones, incremento que se debe a las modificaciones del presupuesto inicial por 230 millones de euros, a actuaciones complementarias que sumó la Cámara de Cuentas en su informe de 2014 por importe de 72 millones y a la sentencia que obliga a la Junta de Andalucía a pagar 126,8 millones, más 37,8 millones de intereses legales a la UTE constructora —este último autorizado por el Consejo de Gobierno el pasado martes.

El objetivo ahora es hacer una planificación rigurosa de las próximas actuaciones para ampliar la red sevillana de metro. “Para avanzar en una obra de esta magnitud, definir sus presupuestos y su financiación, lo primero es disponer de proyectos bien definidos”, afirmó Carazo.

Para ello, el primer paso es actualizar y terminar los proyectos, para lo que se dispone de una partida de más de 300.000 euros en los presupuestos de 2019, que permitirá poner en marcha este proceso en breve, y que, según la consejera andaluza de Fomento, “tendrá continuidad en los presupuestos de 2020”.

Los proyectos constructivos de las líneas 2, 3 y 4 del Metro de Sevilla se redactaron en 2011, si bien los estudios estaban incompletos, por lo que ahora se van a finalizar, adecuándolos a la situación y a la normativa actuales.

Situación actual de los tres proyectos

De las tres posibles ampliaciones de la red de metro sevillana, la línea 3 Los Bermejales-Pino Montano es la más avanzada. El proyecto constructivo está terminado en lo que respecta a la obra civil, aunque las instalaciones y sistemas están solo en fase de estudio. Esta línea también contaba con una autorización ambiental unificada pero, dado el tiempo transcurrido desde que se terminó el proyecto, ya ha caducado.

Sobre la línea 2 Torreblanca-Torre Triana, solo está elaborado el proyecto constructivo del tramo que va de Torreblanca a la avenida de Kansas City. El resto de tramos está a nivel de obra civil a escala de proyecto básico. Las instalaciones y sistemas están en fase de estudio y no cuenta con autorización ambiental unificada.

Por último, en la línea 4 sólo está concluido el tramo preferente que discurre entre la avenida de Ramón y Cajal y el Hospital Virgen Macarena. El resto está en fase de proyecto básico. Como en las otras dos líneas, los proyectos de instalaciones y sistemas se encuentran en fase de estudio y tampoco cuenta con los estudios pertinentes para su autorización ambiental unificada.

Hasta que estos trabajos no estén concluidos, no se contará con presupuestos precisos y no se podrán definir las líneas de financiación de la ampliación de la red del Metro de Sevilla, una obra considerada prioritaria dentro del futuro Plan de Infraestructuras (PITMA 2021-2027) del Gobierno andaluz, que está elaborando desde hace unos meses la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio.

A este respecto, Carazo declaró que no se descarta ninguna vía de financiación y avanzó que contará para ello con la colaboración del Gobierno de España. Asimismo, apuntó la posibilidad de “recurrir a la colaboración público-privada, como ya se hizo en la línea 1, y solicitar la ayuda de las instituciones europeas".