Internacional:  Noticia de actualidad


La primera fase se prolongará hasta septiembre de 2021 con una inversión de 176 millones de euros

Las primeras obras para llevar a cabo la electrificación de la línea París-Troyes darán comienzo el próximo mes de abril. Se trata de un proyecto complejo ya que los trabajos se van a llevar a cabo en una línea ferroviaria que opera con un nivel de tráfico muy alto.


La electrificación de la línea París-Troyes comenzará en abril
 
 
 

(22/02/2019)  

El coste total del proyecto asciende a 320 millones de euros de los que 176 están destinados a la primera fase de la electrificación. Los trabajos se han organizado en dos fases de acuerdo con las recomendaciones de la Consejo General de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible francés. Esta electrificación reforzará la fiabiliidad y la puntualidad al  permitir incoporar material rodante eléctrico más moderno y eficiente, además de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

La primera fase se prolongará hasta septiembre de 2021, e incluye la electrificación de los tramos de Gretz Armainvilliers a Nogent-sur-Seine y de Longueville a Provins. La segunda fase incluye la línea Nogent sur Seine en Troyes. 

Electrificación

La electrificación supondrá la instalación de 3.000 postes y 230 kilómetros de cable. La fuente de alimentación a 25.000 voltios será la subestación eléctrica de Coubert, a través de un enlace subterráneo que conectará con las nuevas subestaciones que serán construidas a medida que el proyecto se vaya desarrollando.

Además, se llevará a cabo la adaptación de diecinueve puentes y la supresión del túnel de Bouchots en Saint Loup de Naud, de 105 metros de longitud, en lo que será la operación más compleja del proyecto, ya que exigirá cerrar la línea durante, al menos, seis semanas el próximo verano. Para alterar lo menos posible el tráfico ferroviario, los trabajos se llevarán a cabo, preferentemente, por la noche.