Infraestructuras:  Noticia de actualidad


En el tramo Figaredo-Collanzo, que permanece cerrado al tráfico ferroviario, el coste de las actuaciones podría superar los 1,6 millones de euros

Adif inició el pasado viernes as obras necesarias para la restitución y protección del tramo de plataforma de vía dañado por el temporal de finales de enero en la línea asturiana de ancho métrico Trubia-Collanzo, y más concretamente en el tramo Figaredo-Collanzo, cortado al tráfico ferroviario desde el pasado 23 de enero.


En marcha la restitución de la plataforma dañada por el temporal en la línea de ancho métrico Trubia-Collanzo, en Asturias
 
 
 

(18/02/2019) Las intensas lluvias registradas los pasados días 23 y 24 de enero produjeron el desbordamiento del río Aller y la socavación de varios tramos de plataforma de vía en esta línea de ancho métrico. En cuanto a los puntos más afectados, son los que se desarrollan entre los puntos kilométricos 39/830 y 40/050 —socavación de la plataforma en un tramo de más de 220 metros en las inmediaciones de la localidad de Cabañaquinta—, la socavación parcial de la plataforma en los puntos kilométricos 39/600 y 26/900 —en este último, en las inmediaciones del pueblo de Bustiello, se ha realizado ya una actuación provisional, con el vertido de un manto de protección de material pétreo.

El coste de las actuaciones necesarias para recuperar la vía podría superar los 1,6 millones de euros y el plazo de ejecución para la realización completa de las obras podría alcanzar los cuatro meses y medio.

Declaración de emergencia

Mientras se tramita la declaración de emergencia de obras, tanto en este tramo como en otros puntos de la red de ancho métrico asturiana, los técnicos de Adif no han dejado de trabajar sobre el terreno desde el mismo día en que se produjeron los daños

En este sentido, se ha trabajado de manera intensa en los cálculos mecánicos de las secciones de la escollera, así como en los cálculos hidráulicos en la obra de drenaje transversal para el arroyo de Sarrapio afectado por las riadas. Además, se han tomado medidas provisionales de protección del terreno en los puntos más dañados.

Por otra parte, otro punto de la red métrica asturiana, el tramo Infiesto-Llanes (línea Oviedo-Santander), cortado también al tráfico desde el pasado 23 de enero, podría abrirse de nuevo a partir del próximo 30 de marzo.