Material:  Noticia de actualidad


Depositados en el museo “Cité du train” de Mulhouse

Los trenes TGV sud-est n°16 y TGV Atlantique n°325, que batieron récords mundiales de velocidad, fueron retirados del servicio en diciembre pasado y preservados por los Ferrocarriles Franceses, SNCF, como parte de su patrimonio.


Los Ferrocarriles Franceses preservan sus trenes con récords mundiales de velocidad
 
 
 

(25/01/2019)  

El TGV sud-est n°16, alcanzó los 380 km/h, record mundial entonces de velocidad ferroviaria en febrero de 1981. Ocho años después, en 1989, el TGV Atlantique n°325 elevó el récord hasta los 482 km/h, con un margen de mejora que permitió que, en una nueva campaña de pruebas, alcanzase los 513,3 km/h, en mayo de 1990.

Ambos trenes, fabricados por Alstom forman parte ahora de la colección “Patrimoine SNCF” que depositada en el museo “Cité du train” de Mulhouse.

Trenes  

El TGV Sud-Est 16 sirvió para probar la nueva oferta comercial de alta velocidad que SNCF lanzó en septiembre de 1981 y se incorporó a la flota operativa como un tren más. Con su librea naranja original se convirtió en un icono de la alta velocidad francesa hasta que fue sustituida por gris y azul, denominada Atlantique. A lo largo de sus 37 años de operación recorrió más de 13 millones de kilómetros.

El TGV Atlantique fue el primer tren del mundo que transportó viajeros à 300 km/h. con avances sustanciales en la suspensión neumática y en el equipamiento interior.