Operadores:  Noticia de actualidad


Las tarjetas Bat, Barik y Mugi —correspondientes a Álava, Guipúzcoa y Vizcaya, respectivamente—se podrán utilizar en todos los modos de transporte público dependientes del Gobierno vasco

La Autoridad del Transporte de Euskadi (ATE) dio luz verde en su reunión de ayer a la utilización de las tarjetas de transporte de las tres provincias vascas —Bat, Barik y Mugi—, en el 100 por cien de los modos de transporte público autonómicos.


Acuerdo para la interoperabilidad plena de las tarjetas de transporte de las tres provincias vascas
 
 
 

(15/01/2019) Este importante paso se ha logrado en el marco del Master Plan de Interoperabilidad, aprobado por todos los miembros de la ATE en 2014. Para ello, eran necesarios los acuerdos correspondientes en cada una de las Autoridades Territoriales, que fueron refrendados en la reunión celebrada ayer por la ATE en sede del Gobierno Vasco, con representantes de Álava, Vizcaya y Guipúzcoa

En este periodo, la integración se ha ido completando paulatinamente casi en su totalidad,si bien quedaban pendientes dos grandes modos de transporte: la posibilidad de viajar en las líneas 1 y 2 de Metro de Bilbao, con la tarjeta Mugi y la de desplazarse en en las líneas de Lurraldebus con las tarjetas Bat y Barik.

En el pleno de ayer el Consorcio de Transportes de Vizcaya acordó que, en un plazo de aproximadamente dos meses, va a ser una realidad que los poseedores de la Mugi puedan utilizarla para desplazarse por las líneas 1 y 2 de Metrobilbao.

Asimismo, desde la Diputación Foral de Guipúzcoa informaron de que en el próximo trabajo de actualización de las unidades de Lurraldebus se van a incorporar los elementos tecnológicos necesarios para que las tarjetas Bat y Barik sean reconocibles.

Una vez logrado este importante paso en la interoperabilidad en el transporte público vasco, el siguiente hito será disponer del billete único, bien como elemento físico o virtual.

Nuevos pasos hacia el billete único

A este respecto, se va a acometer una experiencia piloto en Vizcaya, en la que aunando cuatro modos de transporte diferentes, y a través de una aplicación en dispositivo móvil, se pueda viajar cancelando los viajes con el perfil del usuario. Las conclusiones de esta experiencia piloto servirán para conocer la efectividad, calidad, gestión y seguridad del ticketing de esta nueva forma de acceso al transporte público.

Del mismo modo, la Autoridad de Movilidad de Álava está desarrollando la configuración de la aplicación de la Bat para que los usuarios puedan gestionar cómodamente y a cualquier hora la recarga monedero —mediante pasarela segura de pago—, el histórico de la tarjeta o su perfil. Hasta ahora, las funciones de la tarjeta Bat estaban restringidas a su uso en las canceladoras.

Por su parte, este año, la compañía de autobuses municipales de Vitoria, Tuvisa, va a adaptarse a la plena interoperabilidad, coincidiendo con la puesta en marcha del Bus Eléctrico Inteligente (BEI).

Anteproyecto de ley de movilidad sostenible

Tras el trámite de consulta pública realizada el mes pasado y la firma de la Orden de Iniciación, los miembros de la ATE han conocido el primer borrador de Anteproyecto de Ley elaborado por el Departamento de Desarrollo Económico e Infraestructuras del Gobierno Vasco. Arranca así el proceso de tramitación y se constituirá la mesa de trabajo que elaborará el documento final que se envíe al Parlamento para su aprobación.

En este sentido, se trabaja en un planteamiento integrado y multimodal concebido para optimizar la eficiencia del transporte, cuya finalidad es establecer los principios y objetivos a los que debe responder el transporte de personas y mercancías para lograr el desarrollo integral de una movilidad sostenible desde las perspectivas social, económica y ambiental.

Se pretende ordenar los instrumentos y procedimientos necesarios para lograr una movilidad sostenible en Euskadi, coordinada entre las administraciones con competencia en las materias relacionadas con la movilidad.

Asimismo, se pretende regular la proyección, construcción, puesta en servicio y explotación del transporte público por cable, en particular los funiculares, y priorizar el transporte público y colectivo, optando por medios que no consuman combustibles fósiles.

Todo ello hará que se pueda avanzar hacia el objetivo principal de aprobar la Ley de Movilidad Sostenible de Euskadi, cuyo objetivo es el de crear un sistema más eficaz, competitivo, accesible y adaptado a los usuarios.