Material:  Noticia de actualidad


En condiciones de temperatura próximas a los 50º centígrados y con presencia de arena

El Talgo Haramain ha alcanzo los 310 km/h en sus pruebas realzadas en Arabia Saudí, superando los 300 km/h, que será la velocidad comercial máxima que alcanzarán los trenes en servicio comercial en la línea entre La Meca y Medina.


El Talgo Haramain  alcanza los 310 km/h en sus pruebas en Arabia Saudí
 
 
 

(15/06/2017)  

Las pruebas dinámicas se están desarrollando en el desierto saudí, entre las ciudades saudíes de Medina y la Ciudad Económca del Rey Abdullah, KAEC por sus siglas en inglés, en una zona próxima a esta última y Talgo estima que los trenes circularán próximamente a 330 km/h, la velocidad que debe superar el material rodante para a su homologación (ver noticia).

En las pruebas dinámicas que se están desarrollando en condiciones ambientales extremas, con temperaturas muy elevadas próximas a los 50º centígrados y con presencia de arena, los trenes están respondiendo de manera satisfactoria antes esas exigencias.

Los trenes, con sus sistemas reforzados con el llamado “pack del desierto”, que incorpora más de treinta tecnologías adicionales específicamente desarrolladas para este proyecto se han adaptado adecuadamente a la climatología y las particularidades geográficas. Estas tecnologías permiten mantener las prestaciones del tren ante cualquier condición ambiental y mejorar de la eficiencia del mantenimiento.

Trenes

Talgo suministra en Arabia Saudí 35 trenes Talgo 350 Haramain  y un tren VIP, que unirán las ciudades santas de La Meca y Medina, y asegurará su mantenimiento durante doce años.

Las 35 composiciones que Talgo está suministrando para la línea de alta velocidad Medina-Meca (Arabia Saudí) son una versión mejorada de las series 102 y 112 de Renfe en servicio en España, y entre otros avances incorporan desarrollos propios que las adaptan por completo a las condiciones de calor extremo y a la abrasión de la arena que deberán afrontar durante su operación en la península Arábiga.

De sus 417 plazas, cerca de tres cuartas partes se han destinado a la clase económica y el resto para viajes de negocios. Las butacas son de diseño ergonómico y reclinables y disponen de tomas corriente e iluminación individuales, además de sistemas de informanción y entretenimiento colectivos en la clase económica, e indivuduales para cada plaza en la clase superior. Los salones van equipados también con indicadores programables para comunicar información a los viajeros, que además reciben datos sobre la posición del tren y su velocidad, en tiempo real y de forma constante.

Cada coche incorpora un equipo de climatización de alta resistencia y con doble circuito independiente, lo que proporciona un elevado grado de redundancia que garantiza -al menos- la mitad de la potencia en caso de avería de uno de los dos compresores.

Estos trenes, que en periodos punta serán usados de forma casi ininterrumpida, reside en su capacidad de rápida carga y descarga, puesto que el nivel de todo el tren está a la misma altura que el suelo de andenes, sin escalones ni resaltes, lo que garantizará una accesibilidad totala y acelerará las operaciones de embarque y desembarque de los viajeros, especialmente de aquellos con limitaciones de movilidad o cargados con equipajes más voluminosos.