Infraestructuras:  Noticia de actualidad


Con una inversión estimada de cuatro millones de euros, los trabajos se desarrollarán entre el 25 de abril y el 30 de junio

Adif ejecutará entre el próximo martes, 25 de abril y el 30 de junio nuevas actuaciones de mejora en el tramo Teruel–Barracas de la línea Zaragoza–Teruel–Sagunto que permitirán suprimir siete limitaciones temporales de velocidad y aumentar los parámetros de seguridad y fiabilidad de la infraestructura, así como una reducción de los tiempos de viaje.


Obras para suprimir siete limitaciones temporales de velocidad en la línea Zaragoza–Teruel–Sagunto
 
 
 

(21/04/2017) Con una inversión estimada de cuatro millones de euros, la actuación se incluye en el plan de Fomento para la potenciación de esta línea, para la que se prevé una inversión superior a los 330 millones de euros para la mejora integral de las instalaciones ferroviarias hasta 2020.

La necesidad de actuar en el ámbito de la plataforma ferroviaria y la complejidad técnica de las operaciones implicará la interrupción de la circulación durante el periodo de ejecución de las obras en el trayecto Teruel–Barracas, en el que Renfe ha programado un servicio alternativo por carretera para garantizar la movilidad de los viajeros. En los trayectos Zaragoza–Teruel y Barracas–Valencia se ofrecerá el servicio habitual en tren.

Descripción de las actuaciones

Los trabajos comprenden el tratamiento de siete terraplenes que están situados entre los kilómetros 133,900 y 189,300, en el tramo Teruel–Barracas y que suman una longitud total de aproximadamente 2,6 kilómetros. Cuatro de ellos están situados en el trayecto Mora de Rubielos–Sarrión, dos entre Barracas y Mora de Rubielos y el otro entre Caparrates y Teruel.

De forma previa, se adecuarán los caminos de acceso a la zona de obras, se limpiarán los taludes y trabajos complementarios de protección de las comunicaciones ferroviarias existentes. Posteriormente, se levantará el armamento de vía mediante la retirada de carriles, traviesas y balasto.

A continuación, se realizarán operaciones de excavación y estabilización de la plataforma, el extendido y compactación del terraplén hasta la cota de coronación y la colocación de geomalla de alta resistencia, que también realizará funciones anticontaminantes aumentando además la capacidad portante del conjunto de estos elementos de la infraestructura. Paralelamente, se ejecutarán elementos complementarios como muretes guardabalasto.

La última fase consistirá en el montaje de los nuevos elementos de vía con la instalación de carril de 54 kilos por metro, traviesas monobloque de hormigón y la aportación de balasto. Una vez finalizada su colocación, y mediante maquinaria especializada, se llevarán a cabo las operaciones técnicas de nivelación, perfilado y alineación para garantizar los óptimos parámetros geométricos de la infraestructura.