Internacional:  Noticia de actualidad


La inversión estimada en el proyecto de infraestructuras supera el billón de euros

El gobierno brasileño está diseñando un proyecto de dos líneas de tren de velocidad media. Uno de los trazados unirá Sao Paulo con Americana a través de Jundiaí y Campinas a través de una ruta de 135 kilómetros; la otra ruta, de 210 kilómetros conectará Brasilia con Goliana. Está previsto que los trenes desarrollen una velocidad media entre 160 y 180 km/h.


Brasil proyecta dos líneas de velocidad media en Sao Paulo y Brasilia
 
 
 

(29/03/2017) Brasil se encuentra en la fase de estudio de viabilidad del proyecto antes de la reunión en los próximos días de representantes del Programa de inversiones con cargos gubernamentales para avanzar en el modelo de negocio. En lo que se refiere a los trenes ya se ha llevado a cabo el análisis, por parte de la Agencia Nacional de Transporte Terrestre (ANTT) y se ha puesto en marcha el estudio para demandar manifestaciones de interés

Inversión

El gobierno brasileño plantea conseguir la inversión necesaria mediante consorcios público-privados. La inversión total prevista es de unos mil millones de euros, una cantidad situada en el promedio del gasto que han tenido que realizar otros países que han acometido obras de infraestructura similares. Sin embargo, hay factores que pueden tener una incidencia considerable en los costes como pueden ser la tecnología elegida y las expropiaciones que sean necesarias para el mismo fin.

Asociación Público Privada

Para que no se repitan situaciones como la que acabó con el proyecto de alta velocidad para unir Campinas, Sao Paulo y Río de Janeiro y recuperar los viajeros que el ferrocarril ha ido perdiendo en los últimos años, la mejor alternativa es la asociación público-privada, que recibiría una interesante inyección de fondos públicos que repercutirían en una reducción del precio de las tarifas.

Fabricantes implicados en el desarrollo de proyectos de alta velocidad están interesados en este proyecto, entre otros, la Agencia Nacional de Transporte Terrestre de Brasil destaca a Alstom, Bombardier, CAF y Hyundai Rotem.