Infraestructuras:  Noticia de actualidad


Se prevé un plazo de ejecución de cinco meses

El proyecto de nueva cubierta de la Estación Intermodal de Palma de Mallorca ofrece una estructura plana que busca mejorar la entrada al edificio, ofrecer un entorno más cómodo y confortable a los usuarios y evitar el desgaste que el sol, la lluvia y los cambios de temperatura producen en las escaleras y los accesos.


El proyecto de nueva cubierta para la Estación Intermodal de Palma
 
 
 

(01/03/2017) El diseño de la cubierta que ha corrido a cargo del arquitecto Joan Miquél Seguí tiene previsto un plazo de ejecución de cinco meses y un presupuesto de licitación de 178.176 euros, más IVA. La cubierta plana de entrada a la Intermodal tendrá unas dimensiones de veintiún metros de largo por trece de ancho y estará alineada con la cornisa del lado de las antiguas estaciones.

La cubierta dispondrá de once claraboyas que garantizan la entrada de luz natural en el interior del edificio que dispondrá, además, de un nuevo alumbrado interior que mejorará el aspecto visual del espacio. En torno a la cubierta, está prevista la creación de una faja de celosías cerámicas que evocarán las antiguas cerámicas de la estación de Mallorca y que establecerá puntos creativos y artísticos de conexión con las edificaciones ferroviarias de los alrededores. La faja tendrá un total de 6.144 celosías cerámicas extrusionadas.

El proyecto también incluye una columna que servirá de señal urbana para indicar, a distancia, el acceso a la estación. La columna será visible desde las avenidas y desde la plaza de España. Además, el proyecto incluye un cambio en la pavimentación de la plaza situada delante de la estación, donde se dispondrán dos fajas en el suelo con el nombre de la Estación Intermodal.

Unos seis millones de personas transitan anualmente por la Estación Intermodal donde están ubicadas la estación del tren y metro, con diez andenes, y la estación de autobuses interurbanos, con veintinueve dársenas.