Operadores:  Noticia de actualidad


El sistema de transporte de alta capacidad BRT mejorará la movilidad de los ciudadanos y contribuirá a la reducción en las emisiones de CO2, según el Ejecutivo autonómico

La Consejería de Desarrollo Económico e Infraestructuras pretende impulsar la propuesta de implantación en Vitoria de un nuevo sistema de movilidad eléctrica BRT (Bus Rapid Transit), que asegure la intermodalidad con el tranvía, mejore la gestión de la información, reduzca la emisión de dióxido y sea asumido con financiación pública.


(24/02/2017) Los proyectos iniciales para el BRT de Vitoria, presentados en mayo de 2016 a través de un convenio de colaboración entre Ayuntamiento, Diputación Foral de Álava y Gobierno Vasco, implican un acuerdo en el diseño del proyecto, tanto en lo que respecta al trazado como a otros aspectos, como la financiación.

Dada la existencia de algunas discrepancias respecto al proyecto entre los grupos municipales del ayuntamiento, el Gobierno vasco ha propuesto la revisión del mismo -manteniendo su esencia y aspectos más relevantes-, para poder alcanzar un consenso que permita avanzar en su puesta en marcha en el plazo más breve posible de tiempo.

El sistema del BRT/autobús eléctrico en Vitoria es un sistema de movilidad eléctrico y sostenible que complementaría a los servicios tranviarios ya existentes en la capital y que serán ampliados hacia Universidades y Salburua.

El proyecto propuesto es un sistema de transporte de alta capacidad que, además de complementar al tranvía, debe ser alimentado por otros servicios, como autobuses, bicicletas, o ascensores, entre otros, por lo que resulta imprescindible integrarlo en el sistema de transporte y asegurar la máxima intermodalidad, así como la mejor gestión de la información.

Además de suponer una mejora sustancial en su movilidad los ciudadanos, el sistema contribuiría a la reducción de las emisiones de dióxido de carbono

Así, se trata de un proyecto en el que se aunan muchas de las variables analizadas desde el punto de vista de la movilidad sostenible, como la electrificación del transporte y la introducción de tecnologías innovadoras. Sostenibilidad, eficiencia, intermodalidad o accesibilidad son algunas de las características que concurren en el proyecto, que se pretende que pueda servir como experiencia piloto y modelo de movilidad para otras capitales.

Características del sistema integral movilidad eléctrico inteligente

Las principales características del proyecto son las siguientes:

- Introducción de un sistema tipo BRT, que permita atraer al mayor número posible de personas al transporte público.

- La circulación se producirá utilizando un carril-bus exclusivo.

- Se utilizarán autobuses eléctricos de dieciocho metros, para cubrir la demanda actual de la línea y facilitar el transporte de un mayor número de viajeros de forma eficiente y ágil.

- Se introducirá un sistema de recarga rápida en parada final/inicial de la línea para asegurar funcionamiento de jornada completa. La recarga de largo alcance se producirá en cocheras al finalizar la jornada.

- Las paradas serán de tipo tranvía, con accesibilidad garantizada y con cancelación en parada para asegurar rapidez y tiempo mínimo de espera del autobús en paradas.

- Priorización semafórica y sistema inteligente de gestión en todo el trazado, de acuerdo con decisiones adoptadas a nivel municipal.

- Recarga en cocheras y financiación íntegramente pública.

Además, la propuesta planteada por el Gobierno Vasco incluye la parte de electrificación y recarga en cocheras dentro del conjunto del proyecto y que la financiación sea pública al cien por cien (65/35 por ciento, como en caso del tranvía). La posible financiación europea será en un programa diferente al inicialmente propuesto y no debe limitar el inicio de las obras y la puesta en marcha del proyecto, según señaló la consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras.

Financiación para estudios y para licitación de obras

Por lo que respecta a la financiación del proyecto de movilidad, el Gobierno Vasco recoge la necesidad de trabajar en un nuevo convenio interinstitucional de financiación junto con el ayuntamiento de Vitoria y la Diputación Foral de Álava. Este convenio supondría la base para la posterior redacción del pliego de condiciones del proyecto constructivo y la convocatoria del concurso de licitación de obra.

En todo caso, el modelo de movilidad que plantea el Gobierno Vasco supondría la recuperación de plazos en el proceso de tramitación y ejecución de obra.

La previsión del coste de la primera fase del proyecto es de dieciséis millones de euros, cuyas aportaciones se establecerían en porcentajes de un 65 por ciento a cargo del ejecutivo y de un 35 por cliente a repartir entre el ayuntamiento y la Diputación Foral.

Por esta razón, el departamento de Departamento de Desarrollo Económico e Infraestructuras del Gobierno Vasco prevé una partida de diez millones de euros con compromisos presupuestarios incorporados entre 2018 y 2020, además de 500.000 euros previstos en 2016 destinados a la elaboración de los estudios correspondientes, en el seno del ya existente Convenio Interinstitucional de Estudios, en el que participan el Gobierno autonómico, el Ayuntamiento de Vitoria y la Diputación Foral de Álava.