Infraestructuras:  Noticia de actualidad


En el marco de la XXV Cumbre Hispano-Francesa, celebrada el pasado lunes en Málaga

España y Francia ratificaron su compromiso con el desarrollo de actuaciones en las redes ferroviarias de transporte, tras el encuentro bilateral que mantuvieron ambos presidentes de Gobierno en el marco de la XXV Cumbre Hispano-Francesa, celebrada en Málaga. Los acuerdos bilaterales en materia de ferrocarril incluyen compromisos en relación con el Corredor Mediterráneo y el Atlántico, además del impulso a la conexión ferroviaria Pau-Canfranc.


España y Francia reafirman sus compromisos con los corredores Mediterráneo y Atlántico y la conexión Pau-Canfranc
 
 
 

(23/02/2017) En su comparecencia tras la Cumbre, el presidente del Gobierno español resaltó que los dos países han ratificado su compromiso con el Corredor Mediterráneo. El jefe del Ejecutivo recordó que España está trabajando en numerosos tramos y que los próximos hitos serán la puesta en marcha de tramos como el de Castellón-Valencia, el acceso a Murcia y el de Tarragona-Vandellós.

En cuanto al Corredor Atlántico, Rajoy expuso que el pasado fin de semana comenzaron las obras para dotar de ancho estándar internacional mediante la instalación de un tercer carril al tramo entre San Sebastián e Irún –en el que también se adaptarán las instalaciones de seguridad, señalización y electrificación– y que van a proseguir las obras de la Y vasca, mientras que en Francia han declarado de utilidad pública el tramo Burdeos-Dax.

Por su parte, el presidente de la República francesa, François Hollande, aseguró que este año estará finalizado el tramo entre Nimes con Montpellier y se continuará con los trabajos hasta la frontera.

Una vez que esté concluida la Y vasca, la alta velocidad unirá las tres capitales vascas y los trenes podrán continuar a Francia a través de Irún. Esta nueva conexión de alta velocidad entre España y Francia se sumará a la actualmente en servicio, entre Figueras y Perpignan, que incluye un túnel bajo los Pirineos, gestionado en este momento conjuntamente por ambos países.

Conexión ferroviaria Pau-Canfranc

En cuanto a la conexión ferroviaria Pau-Canfranc, el ministro español de Fomento, Íñigo de la Serna, informó en la sesión plenaria a los presidentes de España y Francia de los compromisos y avances para la reapertura de la línea, tras el encuentro mantenido con el secretario de Estado de Transportes, Asuntos Marítimos y Pesqueros de Francia, Alain Vidalies.

En este sentido, Francia confirmó que, bajo el impulso del Consejo Regional de Nueva Aquitania, que ha financiado las obras en su totalidad, se reabrió el tráfico ferroviario en la sección de 25 kilómetros entre los muncipios de Oloron-Sainte-Marie y Bedous –al suroeste francés– el 26 de junio pasado.

Por su parte, en España, donde los trenes no han dejado de circular hasta Canfranc, se han venido realizando actuaciones para la modernización progresiva de la línea.

Solicitud conjunta de ayudas europeas para la reapertura de la línea Pau-Canfranc

Tanto Francia como España manifestaron su satisfacción por la petición conjunta de fondos europeos realizada por el grupo de trabajo cuatripartito –formado por ambos Ministerios, la región de Nueva Aquitania y la Comunidad Autónoma de Aragón–, en el marco de la convocatoria 2016 del Mecanismo Conectar Europa para la financiación de un proyecto de estudios para la reapertura de la línea.

Esta petición contempla los estudios de acondicionamiento de la línea para permitir el restablecimiento de las circulaciones internacionales de mercancías y pasajeros entre Pau y Zaragoza.

Durante el encuentro se abordaron las actuaciones objeto de las ayudas, como la realización de los estudios de tráfico e interoperabilidad, el estudio funcional para la operación ferroviaria, las actuaciones para la rehabilitación de la vía Huesca–Canfranc, así como una actuación en el área logística de Huesca.