Operadores:  Noticia de actualidad


Gracias a la aplicación de medidas desarrolladas por FGV y los ayuntamientos de Alicante y Sant Vicent del Raspeig

Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) y los ayuntamientos de Alicante y Sant Vicente de Raspeig han mejorado la seguridad de la línea 2 del Tram Metropolitano de Alicante (Luceros-Sant Vicent del Raspeig), la más utilizada de la red tranviaria, con una serie de actuaciones consensuadas por dichas entidades, con la colaboración de la Universidad de Alicante, buena parte de cuyos estudiantes son usuarios habituales.


(15/02/2017) La colaboración entre FGV y los mencionados municipios ha dado sus frutos y en los dos últimos años se ha conseguido reducir el número de siniestros registrados en los cruces semafóricos. En concreto, las dieciséis incidencias registradas en 2014 se rebajaron a catorce en 2015, y a las doce en 2016, lo que representa un descenso del 25 por ciento sobre el número de colisiones registradas en esta línea hace dos años.

Entre las medidas adoptadas en los últimos meses destaca la propuesta de regulación y coordinación semafórica en las intersecciones, el refuerzo de la señalización en toda la línea, en los tramos de carril bici y cruces, iniciativa en la que también ha colaborado la Diputación de Alicante.

Durante este proceso también se han retirado setos y ramas que dificultaban la visibilidad de los tranvías y autobuses en algunos cruces y se han vallado distintos pasos semafóricos, como el de la intersección entre Baronía de Polop y Doctor Claramunt, y andenes, como los de Garbinet y San Vicent del Raspeig en los lados que son coincidentes con viales de circulación de vehículos. Además se han instalado burladeros de control de paso en las paradas de Santa Isabel y Universitat.

Estudio específico de los cruces con más incidentes

Junto con estas actuaciones, se ha realizado un estudio específico por parte de FGV de cinco intersecciones que han sufrido el mayor número de siniestros de la línea, implementando sus correspondientes medidas de mejora. Como resultado, en los cruces de Padre Pla con Nicaragua se ha incrementado el tiempo de paso para el tranvía y en el de Gastón Castelló con Aragó se ha ajustado la señal semafórica para vehículos.

A su vez, como parte del resultado de este estudio, en tres cruces de Sant Vicent del Raspeig, dos de ellos de la Universidad, se ha reprogramado el tiempo de apertura de la señal para que al aproximarse el tranvía la velocidad de acceso al cruce sea menor. Además, se ha anticipado el tiempo de cambio de señal a rojo para los vehículos y se ha reforzado la señalización vertical.

Desde FGV se destaca que “una vez realizadas y planificadas estas actuaciones, se siguen manteniendo contactos con las entidades implicadas para seguir realizando mejoras en las condiciones de circulación de la línea 2 del Tram de Alicante”.