Operadores:  Noticia de actualidad


Más de 16.000 personas se beneficiaron de descuentos el pasado año por utilizar ambos medios de transporte en sus viajes

Renfe y la naviera Baleària han suscrito un acuerdo para desarrollar la integración de sus sistemas de modo que sea posible realizar una compra única para viajar en barco y tren. Así los viajes intermodales, podrán ser adquiridos por los usuarios de ambas compañías en un único proceso de compra, lo que supondrá una mayor comodidad para los viajeros.


Renfe y la naviera Baleària lanzarán un billete combinado tren-barco
 
 
 

(20/01/2017) El acuerdo, firmado ayer en la Feria Internacional de Turismo, Fitur, que se celebra estos días en Madrid, tiene su origen en la colaboración que ambas empresas de transporte tienen desde 2009, cuando empezaron a hacer descuentos cruzados a sus pasajeros. Posteriormente, Renfe y Baleària conectaron sus sistemas de reservas y códigos de descuentos, y en 2015 renovaron su acuerdo para potenciar la intermodalidad en el transporte de pasajeros.

Actualmente, quienes viajan combinando tren y barco se pueden beneficiar de un descuento del 50 por ciento en el segundo medio de transporte gracias a códigos promocionales que se obtienen al reservar el primer medio.

Proceso de compra único

Con este nuevo paso, cualquier usuario podrá adquirir sus billetes en un único proceso de compra -a través de Baleària o Renfe, según sea el origen del viaje- que combine un trayecto de barco y ferrocarril. Este nuevo procedimiento, además de facilitar la reserva y compra de los billetes en una única compañía, tendrá más ventajas y garantías para los clientes. Para el actual descuento del 50 por ciento y el futuro billete único, los trayectos entre barco y tren deben tener un punto de enlace entre ambos recorridos, además de transcurrir menos de 48 horas entre los dos viajes.

Actualmente, se pueden beneficiar de este acuerdo los pasajeros que viajan con origen o destino Ceuta, Melilla y las islas Baleares, con escalas en las ciudades peninsulares de Málaga, Valencia y Barcelona. En 2016, más de 16.000 pasajeros utilizaron el transporte intermodal tren+barco, lo que supuso aumento de la demanda del 13 por ciento con respecto a 2015.